Unas pinceladas de realidad: situación de la conciliación en España

Creo que siendo realistas, la conciliación es todavía hoy un objetivo complicado, para todos, pero especialmente para las mujeres (España ha incrementado el número de mujeres que abandonan su profesión por razones familiares pasando de un 3,3 % a un 5,4%.).

La mujer ya está incorporada al mercado laboral, eso es un hecho, y ahora el reto que nos queda pendiente es que lo haga con las mismas oportunidades que los hombres y además permitiendo que tanto nosotras, como ellos, podamos disfrutar de tiempo personal y familiar a la vez que potenciamos nuestro desarrollo profesional. Que podamos conciliar y vivir en equilibrio.

Y por esa razón nació nuestra Fundación, queríamos “provocar” un debate social, político y empresarial para poner sobre la mesa que la conciliación es un gran valor que favorece la igualdad, beneficia a las empresas y apoya a las familias.

Lo cierto es que todavía muchas situaciones de desigualdad entre hombre y mujer, la tasa de paro femenino es doblemente superior al masculino, la mujer cobra un 30% menos que el hombre ante el mismo puesto de trabajo, el hombre dedica 3 veces menos tiempo que la mujer a las tareas del hogar, etc. Hoy en día podemos afirmar que la discriminación por razón de sexo está prácticamente desapareciendo, lo que se discrimina es la maternidad o la responsabilidades familiares que normalmente asumen las mujeres.

Pero los datos son preocupantes. Por ejemplo, la Tasa de actividad emprendedora de la mujer está cayendo desde que comenzó la crisis y bajó un 6% en 2008 y un 3,9% en 2009. La Tasa de Desempleo femenino en el último año se ha incrementado en cuatro puntos, situándose en la actualidad en el 19,07% Y todo teniendo en cuenta que las mujeres tienen más estudios superiores: 56.9%

No nos podemos permitir RETROCEDER en materia de conciliación, de flexibilidad y de igualdad. Lejos de ayudar a vencer la crisis, la agravaríamos. Y es que es verdad, No nos confundamos, conciliar no significa trabajar menos, significa tener un plan para optimizar recursos y eso es lo que actualmente necesitamos.
La realidad de España en materia de conciliación dista mucho de ser la que pretenden las leyes y los planes que en poco tiempo se han venido publicando. Y es que hace falta que cale la cultura de la conciliación para que las leyes se ejecuten, se sancionen los incumplimientos y se empiecen a exigir los derechos sin culpabilidad y sin chantajes.

En este sentido nuestra legislación está en un nivel medio/bajo en relación con el resto de Europa y sin embargo se resienten otros índices como el de natalidad en el que se pone de manifiesto que no se tienen hijos porque no es posible conciliar la vida laboral con el proyecto de tener una familia y educar a los hijos. Por ello, el hecho de la conciliación no es tan real y hay que seguir trabajando mucho sobre él.

Otros datos alarmantes: Cada español trabajó en el año 2006 casi 1800 horas, 200 horas por encima de todos nuestros vecinos europeos. Y sin embargo, nuestra tasa de productividad es la tercera por la cola. La mujer española es de las peores pagadas con una diferencia salarial de 26% sobre los hombres. Nuestro PIB dedica casi 6 puntos menos a protección de la familia que la media europea. Si; claramente tenemos todavía mucho que aprender de otros países europeos y ojalá seamos reconocidos internacionalmente por estos cambios tan necesarios para todos y no tanto por otro tipo de políticas que solo afectan a minorías.

La conciliación de la vida personal y profesional es casi un acto heroico de cada día. Somos conscientes que hay que apostar por nuevos modelos de trabajo que eviten la rigidez actual y piensen más en las personas y sus entornos como su mejor activo. Estamos hablando de una inversión con retorno, de empresas que son más humanas y además más sostenibles. Estamos hablando de igualdad de oportunidades para todos, para las mujeres en el terreno laboral, y para los hombres más oportunidades en el terreno personal y familiar. Ese sería el autentico éxito de nuestra sociedad. Y la crisis actual debe servir para seguir avanzando y mejorar nuestro modelo Y somos conscientes de que existen casi tantas formas de conciliación como personas dentro de la empresa. Por lo tanto, la primera medida, la medida por excelencia es la FLEXIBILIDAD.

Sin embargo creemos que a la empresa no se la puede hacer cargar con la totalidad de la responsabilidad en materia de conciliación. Las Administraciones deben adoptar medidas de fomento y apoyar a los empresarios y a los ciudadanos con servicios concretos.

Aun así, y ante este panorama, quiero ser positiva. Me consta que se ha avanzado mucho. Hace 10 años no se hablaba de estos temas, nadie sabía lo que significaba el “verbo conciliar”. Hoy por hoy está sobradamente demostrado, que es un derecho y un deber, que ayuda a mejorar la productividad de las empresas que buena falta nos hace en España y que nuestras propias familias necesitaban más apoyos y tiempo. Y desde la Fundación vemos cada día como empresas, instituciones y particulares se unen a este “tren”, conscientes que es necesario ese cambio de mentalidad y de cultura.

Propuestas concretas como presidenta de la Fundación Mujer, Familia y Trabajo.
Nuevas formas de organizar el trabajo.

Armonizar flexibilidad y rentabilidad es la clave para animar a otras empresas e instituciones a que se suban al carro de la conciliación. Esa es la clave y se está demostrando con números como: 53% menos de absentismo, 62% reducción de ansiedad o depresión, un 90% aumento de productividad y compromiso de los empleados El mayor reto es CONVENCER a todos que la conciliación es un derecho y una necesidad. Que debemos trabajar por conseguirlo porque esta siendo causa colateral de muchos otros problemas.

Desde la Fundación apostamos por la conciliación, consideramos que es buena para:

•IGUALAR: Las medidas de conciliación favorecen la tan deseada igualdad de oportunidades
•ESTRATEGIA DE EMPLEO; las empresas necesitan cambiar su cultura y adaptarse a nuevos modelos de organización si quieren estar a al altura del mercado internacional
•APOYO A LA FAMILIA; esto es lo más importante. La familia necesita nuestro tiempo, del de los hombres y mujeres. Nuestros niños, nuestros mayores, nos lo piden.

Y la clave se encuentra en la FLEXIBILIDAD y en la HUMANIZACION.

Flexibilidad entendida en sentido amplio, flexibilidad de horarios y de espacio, ya que tenemos la oportunidad que nos ofrecen las nuevas tecnologías, pero también flexibilidad en la forma de trabajar y de dirigir. Debemos tender a un modelo de relaciones laborales que se base en mas confianza y libertad, y de esa forma vamos a aumentar el compromiso, fidelidad y creatividad y motivación de los trabajadores. Y la Humanización como forma de vivir, de trabajar; siendo conscientes que todos somos personas y como tal hay que convivir

Gloria Juste Picón,
Presidenta Fundación Mujer Familia y Trabajo.

Anuncios

One Response to Unas pinceladas de realidad: situación de la conciliación en España

  1. Gracias a la fundación Mujer familia y trabajo por darnos la oportunidad de concursar y asistir a las universidades (en mi caso, la UCM) para fomentar el emprendimiento y la conciliación laboral. Es una oportunidad muy buena para todos los jóvenes que cada vez están más concienciados con la conciliación y esto ha repercutido en el aumento de participantes al concurso. Estoy deseando ver el día 1 de Febrero todos los proyectos y aprender de los participantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: