Flexibilidad a prueba de escaqueos por Montse Mateos


¿Imagina cómo se tomaría el trabajador más perezoso poder disponer de un horario que pudiera manejar a su antojo? ¿Y el experto en escaquearse de sus obligaciones con cualquier excusa? Ambos especímenes encontrarían en la flexibilidad su mejor baza para evadirse de sus obligaciones. Les aseguro que organizar su propio horario no tiene nada que ver con trabajar menos, es sinónimo de eficacia porque es usted quién dispone de su tiempo y lo distribuye del mejor modo para terminar a tiempo. Son muchas las empresas que enarbolan la flexibilidad horaria como su mejor bandera, de hecho la ondean con orgullo para diseñar sus políticas de employer branding (hacer marca de empleador). Porque sea de una u otra manera, la mayor ambición de las compañías es atraer y fidelizar talento, y qué mejor reclamo que decir a los empleados que ellos son su propio jefe a la hora de diseñar su horario de trabajo.
Pero conviene recordar que no es oro todo lo que reluce y que cuando una empresa pone a disposición de sus futuros y presentes empleados este aliciente pide a cambio responsabilidad y autodisciplina. Estas dos virtudes están e peligro de extinción porque los empleados están acostumbrados a cumplir un horario y los jefes a ver cómo sus colaboradores trabajan en su puesto, un hábito realmente insano.
La cultura de presencia (el presentismo) que reina en muchas organizaciones está minando los beneficios que puede reportar la flexibilidad horaria. Nos guste o no, las empresas siguen valorando a sus empleados por el tiempo que permanecen en la oficina y no por el cumplimiento de objetivos, incluso algunas empresas de Silicon Valley continúan ancladas en esta filosofía, contraria a la que pregonan a los cuatro vientos. Un error. Está comprobado que las personas que pueden organizar su propio horario y, realmente, son valoradas por lo que aportan, trabajan más, son más eficientes, más felices y, como consecuencia más productivas. Es más, según una encuesta de Randstad, casi el 80% de las personas reconoce que la conciliación es un elemento importante para buscar un empleo. La flexibilidad laboral parece la solución perfecta: fidelización y atracción en el mismo pack.
La cuestión es cómo gestionar ese nuevo ritmo de trabajo para lograr la ansiada eficiencia y productividad que persiguen todas las empresas. Algunas de estas pautas pueden ayudarle a convertir la flexibilidad laboral en resultados de negocio:
1. ¿Es posible? No todas las empresas y los puestos de trabajos son susceptibles de una flexibilidad. Analice qué posiciones son perceptibles de un horario flexible de entrada y salida y en cuáles de ellos procede el teletrabajo. Trabajar en remoto puede ser la mejor solución para algunos.
2. Trabajar por objetivos. Es el peor enemigo de la flexibilidad laboral. La autonomía profesional viene por la vía de la organización y eso sólo se consigue sabiendo qué hay que hacer y en qué periodo de tiempo.
3. Si no cumple con sus obligaciones, cumpla su horario. No todos los profesionales funcionan con una jornada flexible, algunos necesitan la presión de sus jefes y su lugar de trabajo para hacer sus tareas.
4. Evaluación. Haga un seguimiento del rendimiento de sus empleados. Evalúe sus aportaciones. Uno de los riesgos de la flexibilidad laboral es dejarlo todo para el último día. Créanme, si se convierte en una costumbre del trabajador esto tiene un impacto negativo en el resultado.
5. Reconocimiento. Premie y reconozca la labor de aquellos que optan por organizar su trabajo, más aún si este sistema contribuye a que mejore su rendimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: